Camas nido

Si tu hijo o hija ha entrado ya en esa edad en la que invitar a sus amigos a dormir en casa es el acontecimiento más importante del mes, disponer de una cama nido en el dormitorio es una muy buena opción, mejor aún si se trata de una cama nido con cajones. Camas nido compactas y de todo tipo. Muebles Tuco te ofrece una amplia gama de camas juveniles o para niños ideales para amueblar tus habitaciones. Consulta aquí las ofertas en camas nido baratas de tuco.net. No te olvides de visitar nuestras ofertas de armarios baratos al mejor precio.

Ver los 15 muebles de Camas nido

Mostrando 1 - 15 de 15 muebles
Mostrando 1 - 15 de 15 muebles

Cama nido

Una cama nido permitirá ahorrar espacio en tu habitación. Se trata de un mueble muy económico, ya que se trata de tener dos camas juveniles en el espacio de una. Dispondrás de una cama superior y otra inferior. Para cuartos donde duermen varios niños, las camas nido infantiles son ideales y cumplen una gran función. Este tipo de camas son fáciles de guardar ya que están diseñadas para ello, por lo que no te resultará complicado. Este tipo de muebles no sólo está destinado para los más pequeños, sino que también disponemos de camas nido juveniles diseñadas para un público algo más mayor.

Existen diferentes tipos de camas nido, dependiendo de la función que queramos darle, escogeremos una cama nido doble por si se quedan a dormir los más pequeños, la cama nido con cajones para guardar sábanas y mantas, juguetes o todo aquello que no sabemos donde guardarlo y por último una cama nido compacta, que se trata de una combinación de las dos anteriores, dispondremos de dos camas con cajones. Suele ser una cama nido alta, o al menos, más que las tradicionales, ya que al contener cajones, la altura sube un poco.

Gracias a la amplia gama en colores y diseños que Muebles Tuco pone a tu disposición, podrás escoger una cama nido para niña o una cama nido para niño. Echa un vistazo a todos los modelos y tamaños de camas nido. Disponemos de varios tipos, con canapé, de madera, cama nido de 105, de 90 con cajones, con almacenaje, tapizada, con cabecero, individual... de todo tipo.

Camas nido baratas

En Muebles Tuco encontrarás una gran oferta cama nido. Disponemos de una amplia gama en camas nido baratas y de gran calidad.

Además de ahorrar dinero en el precio del mueble, dispondrás de la ventaja de tener dos camas en vez de una, por lo que también estarás ahorrando dinero por esa parte y podrás destinarlo a cualquier otra cosa que desees.

Si estás buscando camas compactas baratas, has llegado al sitio correcto, hecha un vistazo a la amplia gama de Muebles Tuco que ponemos a tu disposición. Disponemos de una amplia experiencia gracias a los años que llevamos en el sector de los muebles. Gracias a ellos, somos capaces de ofrecerte camas nido low cost de mucha calidad.

Nuestras camas nido son mucho más que una cama compacta. Están diseñadas para dormitorios juveniles e infantiles. Por eso, además de tener una segunda cama doble, también tienen cajoneras para guardar todo lo que quieras. Una de las camas más versátiles que hay junto a las de matrimonio y las literas.


Claves para escoger cama nido

1) Si es para uso ocasional

Tienes una oficina en casa donde necesitas colar dos camas para cuando vengan tus padres o amigos. No quieres perder tu espacio de trabajo pero también deseas que tus visitas estén cómodas cuando te visiten.Tu mejor opción es una cama nido 'invisible'. La llamamos invisible porque cuando no la uses podrá ser un sofá donde sentarse a leer y cuando tengas invitados se transformará en una cama doble que invite al sueño.

2) Si es para la habitación de tus hijos

Ya has superado el debate camas nido vs literas para tus hijos. Quizá tu habitación no es lo suficientemente alta para instalar unas literas o prefieres las camas nido por cuestiones prácticas ... Pero ya te has decidido: quieres una cama nido, aunque todavía tienes algunas dudas.

¿Es igual de cómoda una cama que la otra? Sí. Hoy en día, la cama inferior ya no es un sucedáneo de la principal, como antiguamente. Entre la amplísima variedad actual la mayoría llevan somier de láminas en las dos camas y colchones de alta calidad: tus hijos descansarán igual de cómodos duerman en la cama que duerman. ¿Convencidos?

Ahora te recomendamos que escojas un modelo con cajones incorporados para que tus niños puedan guardar allí sus juguetes. El cuarto se verá mucho más ordenado.

3) Si es para usar todas las noches

Si vas a usar la cama nido a diario, te conviene que la cama auxiliar se saque de forma cómoda y fácil. Esto es especialmente recomendable cuando van a ser los niños quienes usen las camas.

Escoge una que no sea pesada. Las hay con patas plegables que se abren al salir fuera del mueble principal. Esta, además, queda a una altura similar a la cama superior y son los cajones los que están en el nivel más bajo.

¿Cama nido o compacta?

Para responder correctamente a esta pregunta, primero tienes que pensar en el uso real que vas a hacer de la segunda cama. La principal ventaja de las nido es que, aunque tenga aprovechado el espacio inferior, ya sea por un colchón o cajones, sigue manteniendo la altura tradicional de este tipo de muebles. Debido a su escaso peso visual, se convierte en tu mejor opción si dependes de un dormitorio no muy grande.
Eso sí, con una nido tienes que elegir entre una cama tradicional o espacio de almacenaje. Si el segundo espacio para dormir lo vas a utilizar esporádicamente, es posible que en tu día a día eches de menos un lugar donde guardar tus pertenencias. En el otro lado de la balanza, las camas compactas nacieron para resolver este tipo de cuestiones. Sin embargo, es aconsejable que elijas esta opción si cuentas con un dormitorio de tamaño mediano grande. Como ya hemos dicho, este modelo tiene más altura que una pieza estándar.

Materiales y medidas

Cuando vamos a decantarnos por una cama nido es muy importante que elijamos materiales que sean de primera calidad, para estas se utilizan diversos materiales entre ellos se encuentran los que os enumeramos a continuación:

Melamina: Es un material de lo más común para la estructura de la cama nido. La melamina es una capa la cual recubre los tableros de madera aglomerada que sirve a modo decorativo y que nos da una superficie robusta, que está exenta de porosidad y a la vez es de lo más resistente. De muy fácil limpieza, resiste al calor y a cualquier producto que se emplee para su limpieza.
Madera natural: Este caso no es tan común por el hecho de que la madera maciza natural es más cara que el material citado anteriormente pero también tiene su público el cual prefiere un material duradero y de una cierta calidad y el efecto que aporta la madera natural en cuanto a la raíz y sus vetas no nos lo aporta una melamina.
Polipiel: Este material es un sintético que imita a la piel, podemos encontrar en algunas ocasiones que la estructura de la cama nido esté tapizada en este material pero no es tan común. Es perfecto para una buena transpiración y con una abanico muy amplio de colores, por lo que se usa para tapizar mobiliario de todo tipo.
Sus medidas son muy diversas, encontramos desde la medida más pequeña que va desde 80×180 hasta la más grande que sería en este caso de 105×200, esto nos hace que sea fácil acoplarla en cualquier espacio y dando así una mayor durabilidad y aprovechamiento para cuando crezcan nuestros hijos. La cama nido nos da la opción de utilizar desde la cuna hasta la adolescencia.

¿Qué colchón elegir para mi cama nido?

Cualquier colchón que cumpla con nuestros requisitos será válido para utilizarlo en nuestra cama nido. Las medidas del colchón generalmente tanto la de la parte superior como inferior son de la misma medida. Sin embargo en muchas ocasiones el somier de la cama inferior es más pequeño que el superior por ello tendremos que utilizar distintas medidas. Echa un vistazo a nuestro catálogo de colchones baratos y selecciona el que más se adapte para tu cama nido. Una puntualización también muy importante es la altura, aunque en la parte superior pongamos el colchón de la medida que deseemos en la parte inferior debemos de poner un colchón acorde al hueco que albergue. Lo más habitual es que el colchón inferior de la cama nido no supere los 15cm de altura, pero podemos encontrar hasta camas de 20 cm de altura.