Marie Kondo
Trucos Decó

TrUCOS para ordenar el armario con el método de Marie Kondo

Por

¡Hola tuqueros!

Aprovechando el cambio de estación, queremos hablaros de la magia del orden de Marie Kondo; o lo que es lo mismo, el Método de Marie Kondo. Nosotros nos adentramos hace un tiempo en el maravilloso mundo de esta japonesa y os aseguramos que funciona. ¿Habéis oído hablar de ella? ¿Quién nos iba a decir que ordenar nos iba a hacer más felices?

¿A ti también te ha pasado que has quedado con una amiga y mientras ella ya había estrenado sus sandalias nuevas, tú todavía ibas enfundada en tu cazadora y tus botas de invierno? Y no, no era porque acababas de aterrizar de un viaje desde el otro hemisferio del planeta. Es porque con este tiempo, ¡no hay quién se aclare!

Este año, el calorcito se está haciendo un poco el remolón, se ha tomado muy enserio lo de… “Hasta el 40 de mayo, no te quites el sayo”. Con tanta lluvia y granizo no veías el momento de estrenar la nueva mesa y sus 4 sillas modelo Ebro White que compraste especialmente para el guateque de la terraza que da comienzo al veranito tuquero.

El cambio climático ha llegado a nuestros hogares; y además de retrasar la inauguración del TERRAZA SUMMER FESTIVAL, también se ha notado en el momento del cambio de armario. ¿A qué esta vez está siendo un poco más complicado? Se nos ha juntado la cazadora con el bikini, las botas de agua con las sandalias y el jersey de cuello alto con ese vestido fresquito de nueva temporada que te compraste hace un mes y no has podido estrenar… ¡Qué rabia!

Así que hemos pensado que entre que el sol se decide a salir y no, sería buena idea aprovechar el mal tiempo y darle una vuelta a la organización de los armarios y recibir el verano como se merece. Por cierto, si no tienes armario que ordenar porque sigues con la ropa en burritos, en Tuco tenemos muchas opciones: Puertas correderas, batientes… ¡Échales un ojo!

Si buscas una opción más económica y versátil; y además, te gusta la idea de colocar una bonita cortina con un estampado muy tuco muy cuco a modo de puerta, te recomendamos el armario vestidor Actually. Disponible en 3 colores, es extensible, ¡sí, extensible!. Y tiene todos los compartimentos que necesitas para aplicar los trucos del método Marie Kondo que te contamos a continuación.

¡Toma nota!

TRUCO 1: TIRAR, QUÉDATE SOLO CON LO QUE TE HAGA FELIZ.

La base del método de Marie Kondo es deshacerte de la mayoría de tus pertenencias. Hasta que no lo hagas, no podrás ponerte a ordenar. Y no vale eso de llevar lo que no quieres a casa de tus padres, ¡tu antigua habitación no es un almacén!

Todos acumulamos y guardamos “por si acasos”. Que si este abrigo; aunque hace 2 años que no te lo pones, te da pena tirarlo porque igual dentro de un tiempo se vuelve a llevar. Que si la camiseta del primer concierto al que fuiste de los BackStreet Boys, por muy roñosa que esté, la guardas para estar por casa. Ni que decir de ese bolso que te regaló tu chico en el primer cumpleaños que pasasteis juntos, ¿cómo vas a desprenderte de él con el cariño que le tienes? Del bolso, digo 😉

Olvídate de todo eso tuquero. Según Marie Kondo, la clave está en ir prenda por prenda, objeto por objeto, coger uno detrás de otro, mirarlo y preguntarte: ¿Necesito esto para ser feliz?, ¿me imagino mi vida sin este bolso? Ay… Sí, eres muy nostálgico; pero de verdad, la felicidad está en los recuerdos y en las pequeñas cosas. Así que no pasa nada, tu chico no se va enfadar si tiras el bolso después de 9 años.

TRUCO 2: ORDENA POR CATEGORÍA Y SIGUE UN ORDEN.

El segundo truco es centrarte en categorías y no en estancias. Por ejemplo, empieza primero por la ropa, luego por los libros, los papeles y por último los objetos varios y de valor sentimental; para Marie Kondo, los “Komono”.

Si lo hicieras al revés y empezaras por el dormitorio, luego el salón y por último el estudio, seguro que muchas de tus pertenencias se quedarían en el fondo de un cajón, ya que no tendrías una visión global de todas las figuritas frikis que tienes y acabarías guardándolas todas. Ya sabes, por si acaso.

Si lo extrapolamos al orden en el armario, tendrás que ir ordenando primero las camisetas, luego las chaquetas, los pantalones, la ropa interior, etc… Para ello, rebusca por todo tu hogar toda la ropa que tengas, vacía el armario de puertas correderas LUCA de tu dormitorio, pon tu playlist favorita de Spotify a todo volumen y comienza a practicar el truco nº 1.

Marie Kondo no aconseja utilizar muchos complementos de ordenación para la ropa de fuera de temporada. ¡Adiós a las cajas de plástico! Hazte con una cómoda, como la cómoda de cinco cajones Vera, y guarda en ella la ropa de invierno para tenerla a mano. ¿Quién sabe si vas a necesitar en pleno Agosto el jersey de punto con este tiempo tan loco?

TRUCO 3: DOBLA TU ROPA EN VERTICAL PARA GANAR ESPACIO Y AGRUPA POR COLORES

Una vez que has llenado 10 bolsas de basura con ropa que ni te acordabas que tenías, vuela y llévalas al punto limpio, dónalas o regalaselas a tu vecina del quinto, pero ni se te ocurra dar marcha atrás. Créeme, hay tentación de volver a revisarlas; ya sabes, por si acaso.

Si ya con toda la ropa que te has quitado te va a sobrar la mitad del armario, espérate a poner en práctica la forma de doblar ropa de Marie Kondo. Nunca más dirás eso de… “¡Necesito 4 armarios de puertas correderas ALAX!” Con uno, te será suficiente.

La clave es: cuanta menos ropa colgada, mejor. Así que dobla las prendas haciéndoles pliegues de forma que queden colocadas en los cajones de manera vertical y no horizontal. Esto nos permitirá ver de un vistazo todo lo que tenemos en el cajón.

Si además, agrupas por colores como si de un círculo cromático se tratara, te será mucho más fácil y rápido combinar tus estilismos sin necesidad de probarte 25 camisetas diferentes. Y si te dejas el look preparado antes de irte a dormir, ganarás por lo menos 20 minutos de sueño, y ¡10 de recoger ropa tirada de encima de la cama!

TRUCO 4: UN LUGAR PARA CADA COSA

¿Ya tienes todas tus prendas, complementos y zapatos ordenados por colores? Ahora búscales un sitio dentro del armario. Por ejemplo, utiliza los cajones para las prendas dobladas, camisetas, jerséis y pantalones. Y coloca al alcance de la mano aquellas prendas que utilices a diario o habitualmente.

En la barra de colgar, coloca las camisas, americanas y aquellas prendas más delicadas. Hazte con unas cuantas perchas multiusos para colgar de ellas tu colección de gafas o los pañuelos y fulares que necesitarás para las noches de verano en las que corra un poco de brisa.

Vale, también puedes colgar la bufanda de tu selección de fútbol, pero sólo porque este verano hay mundial, ¿eh?

A pesar de haber prescindido de unos cuantos bolsos, no puedes evitarlo y sigues teniendo más de 2, y de 3… ¡son tu debilidad! Así que, como bien dice Marie Kondo, te recomendamos que guardes unos dentro de otros para ahorrar mucho espacio.

Por último, reubica tus zapatos.

Lo ideal sería tener un zapatero como el zapatero modelo Alixe, para aquellos que uses a diario. El resto, puedes guardarlos dentro de sus cajas y en el armario. Para saber qué modelo hay en cada caja, pega una fotografía de los zapatos en el exterior de ésta.

Si a pesar de todo el esfuerzo, necesitas extra de almacenamiento para ordenar mejor toda tu ropa, completa tu dormitorio con las piezas auxiliares de la  colección JAVA, como la cómoda de 5 cajones en color blanco. ¡Ideal!

¿Estás listo para ordenar tu felicidad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *