Ahorra espacio
Trucos Decó

TrUCOS para amueblar un piso pequeño

Por

¡Hola, tuquero!

¿Te acabas de independizar y tu piso tiene menos de 60 metros cuadrados? ¿Quieres afrontar ese cambio pendiente que necesita tu hogar? Ya sabes, ese que has ido dejando desde que alquilaste tu nidito de amor porque, sinceramente, no sabes como hacerte con esos 55 metros cuadrados que tu pareja y tú tenéis que compartir.

¡Qué fácil era todo cuando vivías en casa de tus padres! Tu habitación de 12 metros cuadrados parecía mas grande que un campo de fútbol, y sobre todo que tu casa actual. Cabían todas tus cosas en ese espacio tan reducido, y la de horas que pasaste ahí dentro metido con todos tus amigos jugando a la Play. ¿Cómo puede ser? Si ahora tienes un piso entero para ti y no puedes ni invitarles a cenar porque dónde los metes, ¿verdad?

Por no hablar de esa sensación claustrofóbica que te generan esas 4 paredes, con nada en su sitio y todo por el medio. Ni siquiera tienes pared suficiente para colgar tus posters y ese collage de fotos que te regalaron tus amigos en la fiesta de inauguración.

Tranqui tuquero, eso es porque todavía no conoces los trucos que vamos a contarte. Un piso de menos de 60 metros cuadrados, por muy pequeño que parezca, tiene muchísimas posibilidades.

1. POTENCIA LA LUZ NATURAL

Lo primero que tienes que hacer antes de ponerte a organizar muebles es pensar en la arquitectura de tu piso y dejar entrar toda la luz natural posible, ¡rayos de sol, hasta el último rincón! ¿Cómo? Lo ideal es tirar tabiques para unificar estancias. ¡Vivan los espacios diáfanos!

Piensa qué habitaciones son indispensables y cuales de ellas pueden solucionarse dividiendo el espacio de otra manera. Por ejemplo, ¿por qué separar la cocina del salón con un muro? Si estructuralmente es posible, un salón-cocina es fantástico si lo dividen visualmente el conjunto de mesa y 4 sillas modelo Ebro White (1), o una barra americana con unos taburetes altos, como los taburetes altos de color blanco modelo Down (2).

No te preocupes por los posibles olores a guiso. Realmente, sabemos que eres más de calentar en el microondas el tuper de tu madre, por lo que la vitrocerámica la usas mas bien poco. También te encanta llamar al Telepizza o al chino de abajo y darte un homenaje cenando en tu sofá de dos plazas Seatle color mostaza (3) mientras ves la última temporada de Stranger Things en Netflix.

Sin embargo, si eres un cocinitas y has heredado ese don culinario de tu abuela, tampoco tienes porque darle vueltas, las campanas extractoras de hoy en día son maravillosas. Si aún así no estas convencido, hay otras formas de aprovechar la luz natural; como por ejemplo, colocando las cortinas de color blanco y de tejido vaporoso. Y sobre todo, pinta las paredes en colores claros.

Ahorra espacio

2. APUESTA POR EL BLANCO

Además de pintar las paredes en color blanco o colores claros, una apuesta segura para ganar luminosidad y que tu casa parezca mas grande, es elegir los muebles también en ese color. No sólo conseguirás este efecto, sino que aportará a tu hogar sensación de calma, paz y limpieza.

Y lo de la limpieza no es un mito, ¿sabías que el polvo se disimula mucho más en los muebles de color blanco; o gris, que en los de colores oscuros? Realmente es un efecto óptico pero así no tendrás que estar todo el día con el plumero en la mano mientras lees los Truco Decó en tu móvil. ¡Son todo ventajas!

A continuación, te proponemos una serie de muebles “total white” muy aconsejables para casas con pocos metros.

1- La mesa de centro Gardenia (1) es perfecta para tus cenitas en el sofá. Al ser elevable, te será más cómodo disfrutar de esa pizza Barbacoa. Y en el hueco de almacenaje que se genera al levantar la tapa podrás guardar los manteles individuales, el mando, la última revista de Tuco…

2- El conjunto de mesa y sillas Living (2) de estilo nórdico puede convertirse en la estrella de la casa. Úsalo para desayunar, para comer, para trabajar mientras ves la tele… ¡Y otro truco! Si tu piso es pequeño pero tienes la suerte de tener un extra en forma de terraza, convierte ésta en tu zona de comer. ¡Saca la mesa fuera! Y gana esos metros en el interior. Eso sí, tendrás que acristalar la terraza para poder usarla todo el año y no tener que comer con el mono de esquíar puesto.

3- Estanterías de cubos Yakut (3). Las tienes en diferentes medidas, de 1 cubo, 2, 4, 9… Un básico para ganar almacenamiento y tenerlo todo en orden. Puedes atornillarlas a la pared, usarlas como separadores de ambientes, en la cocina… Seguro que les encuentras ese hueco que creías desaprovechado para colocarlas.

4-Elige un armario de puertas correderas como el modelo LUCA (4) para tu dormitorio. Ganarás amplitud visual al armonizar la pintura de paredes y techos con el color de sus puertas; que además, al ser correderas te harán ahorrar espacio.

Ahorra espacio

3. ELIGE MUEBLES MULTIFUNCIONALES

El tercer truco por excelencia a la hora de amueblar un piso pequeño, es sin duda la elección de muebles con varias utilidades. Tienes pocos metros, por ello hay que elegir las piezas justas pero correctas.

El sofá.

Si de verdad quieres poder acoger a tus tíos del pueblo cuando vengan a visitarte y enseñarles lo guay que te has amueblado el piso con mucho gusto y poco gasto, apuesta por un sofá cama. Sofá de día y cama de noche. 2 en 1.

Fíjate en el sofá cama clic clac modelo Holiday. Además de muy tuco… ¡muy cuco!, es de color blanco y gris. Ya sabes… los colores estrellas para ganar amplitud.

La cama.

No lo dudes y elige un canapé abatible como el modelo Asia, en medida 135 cm. Ganarás todo el espacio que necesitas para guardar todo aquello que tenías en tu habitación de 12 metros cuadrados de casa de tus padres.

Aunque bueno, te recomendamos que utilices el arcón para las mantas, los nórdicos, la ropa de entretiempo… y los recuerdos de tu infancia; y esa figurita de Mazinger Z a la que tanto cariño le tienes, los coloques en un sitio mejor. (Por ejemplo en la estantería Yakut).

La mesa.

¡Ay tuquero! Tenemos la mesa de las mesas, el cum laude de la funcionalidad, el sumun de la originalidad. ¡Tenemos la mesa multifuncional Acacia!

Creemos que el Banco con el que te casas al pedir la hipoteca, debería sustituir el típico regalo de bodas de la batería de cocina, por esta mesa. Ya nos estamos imaginando la publicidad: “Vente a la hipoteca naranja de ING, con euribor + 0,99%, sin comisiones de apertura y con ¡la mesa multifuncional Acacia de regalo! (Sólo para compras de viviendas inferiores a 60 metros cuadrados”

Y es que lo tiene todo, es recibidor, es mesa de estudio, es mesa de cocina, es mesa de comedor y es la reina de las fiestas que celebrarás en casa con todos tus amigos. Por fin podrás invitarlos a todos; sí, a los 10. ¡Porque es extensible!

Sólo tendrás que ir colocando sus piezas auxiliares en función de la necesidad de cada momento. Y lo mejor de todo es que cuando esté recogida pasará desapercibida y no ocupará nada de espacio, porque sus auxiliares se guardan dentro de la propia mesa. ¿A qué es genial?

Ahorra espacio

4. POR ÚLTIMO, UNAS PINCELADAS DE ORIGINALIDAD.

Coloca algún espejo grande en alguna de las paredes para multiplicar la sensación de espacio y piensa en vertical. Utiliza las paredes para colocar zapateros, los altos techos para estanterías…

Y un último truquillo, si no quieres caer en la tentación de las sillas plegables y quieres guardar alguna silla extra para las visitas, utiliza alguna como elemento decorativo o como mesilla de noche, le darás un toque muy muy tuquero a tu hogar.

¿A qué ahora tu piso de 60 metros te parece todo un palacete?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *