Ordenar por categoría con el método Marie Kondo
Trucos Decó

Ordenar por categoría según el método de Marie Kondo

Por mueblestuco

Ordenar por categoría según el método de Marie Kondo es y será una de las tendencias en cuanto a organización del hogar se refiere. Y es que esta japonesa de 35 años ha descubierto la clave del éxito para disfrutar de un hogar siempre a punto.

¡Hola tuqueros! Ordenar por categoría; como su propio nombre indica, es centrarse en categorías y no en estancias; es decir, no por habitación, espacio o mueble. Por ejemplo, empieza primero por la ropa, luego por los libros, papeles… y por último los objetos varios y de valor sentimental; para Marie Kondo, los «Komono».

Si lo hicieras al revés y empezaras por el dormitorio, luego el salón y por último el estudio, seguro que muchas de tus pertenencias se quedarían en el fondo de un cajón. Y es que así no tendrías una visión global de todas las figuritas frikis que tienes y acabarías guardándolas todas. Ya sabes, por si acaso.

Marie Kondo

Ordenar por categoría: Ropa

La primera categoría a trabajar sería la de la ropa. Para ello tendrás que ordenar primero las camisetas, luego las chaquetas, los pantalones, la ropa interior, etc… Rebusca por todo tu hogar toda la ropa que tengas, vacía el armario de puertas correderas de tu dormitorio, pon tu playlist favorita de Spotify a todo volumen y sigue practicando los consejos de Marie Kondo que podrás leer aquí.

Marie Kondo no aconseja utilizar muchos complementos de ordenación para la ropa de fuera de temporada. ¡Adiós a las cajas de plástico! Hazte con una cómoda de cinco cajones, y guarda en ella la ropa de verano para tenerla a mano. ¿Quién sabe si tu pareja te va a sorprender estas Navidades con un viaje al otro hemisferio del planeta?

Ordenar con el método Marie Kondo

Ordenar por categoría: Libros y papeles

Una vez que tengas en orden toda tu ropa, continúa por los libros y los papeles. Reúne los libros según su categoría: Libros de colección, revistas, recetarios, fotográficos… Lo importante será agrupar por estilos y guardarlos en aquella estancia donde tengan uso. Por ejemplo, los recetarios irán en la cocina.

Si tu rincón de lectura se encuentra junto a tu espacio Home Office, coloca al lado de tu escritorio una estantería blanca para libros con muchas baldas. Así podrás tener a mano los que hayas conservado; ya sabes, solo aquellos que te transmitan felicidad o vayas a leer en los próximos días. Si no cumplen estos dos requisitos no dudes en deshacerte de ellos y donarlos.

En cuanto a los papeles, la regla de oro será deshacerte de ellos, al menos de todos los que puedas. En esta categoría entrarán: apuntes de cursillos, facturas, garantías, manuales de instrucciones… Conserva solo los que actualmente tengan uso y los que requieran guardarse por un período limitado. Lo ideal para tenerlos controlados es guardarlos en un solo sitio, por ejemplo en el cajón de tu mueble recibidor.

Ordenar por categoría: «Komono» y objetos de valor sentimental

Para terminar de ordenar por categoría, solo te quedará afrontar los «Komono» y los objetos de valor sentimental. Estos comprenden numerosas subcategorias: Música y vídeo, fotografías, utensilios de baño, cocina e incluso alimentos… Una sección que bien merecerá un post entero próximamente. Hasta entonces tómate un descanso y sigue leyendo más trucos de orden al estilo Marie Kondo.

Y tú tuquero, ¿habías oído hablar de ella? ¿Quién nos iba a decir que ordenar nos iba a hacer más felices?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *